diciembre 20, 2006

7 comentarios:

JoBi dijo...

¿Y por qué me recordarán tus chistes a los de Sempé?
Me ha encantado lo que se "descambian"

Lópezrubiño dijo...

Curiosamente Sempé siempre ha sido uno de mis admirados maestros, pero no lo tenía por una influencia demasiado explícita. Me sorprende que lo hayas percibido

malagon dijo...

Ami me recuerdan más a Voutch, en Francia es todo un ídolo. A ti te toca serlo aquí

Lópezrubiño dijo...

Gracias por lo piropos, Malagón. En el humor sin palabras es donde más aprendí de Sempé, y también del chileno Krahn... en los chistes de una sola viñeta, Gary Larson, Gahan Wilson, los antiguos portadistas del DDT y Tiovivo, y el propio Voutch. Casi ná!!

JoBi dijo...

La verdad es que yo no conocía a Voutch -ha sido un agradable descubrimiento- pero sí, la influencia es evidente. Es como el caso de dos compatriotas Caloi y Quino. No sé quién influenció( o influencia) a quién, pero son pistonudos. Estuve por presentarme a un concurso de Ingeniería Técnica cuyo premio se lo acabó llevando Caloi. Es como intentar boxear con Tyson: un suicidio.
Los chistes de una sola viñeta son más clásicos que un balcón de madera, recuerdo esos con lavados de tinta en el Reader's Digest, los que iban en tricromía en el Capitán Trueno... uf, qué tiempos.

Lópezrubiño dijo...

Voutch me ha influido mucho en la parte técnica, en mi paso al color, en el que hace nada estaba bastante verde, ayudándome a madurar mucho mi estilo. Pero cada vez me siento más lejano.

Anónimo dijo...

Hola, quería contactar contigo, puedes escribirme a mi e mail:
kiko.dasilva@gmail.com

Saludos kiko da silva.